El proceso de decisión… La parte más difícil de una cirugía.

El proceso de decisión… La parte más difícil de una cirugía.

Cada persona es única y pasa por circunstancias únicas también. Una mamá que desea arreglarse las mamas luego de dar de lactar se siente culpable por dedicar ese dinero a sí misma, una estudiante universitaria siente temor de que la consideren frívola si le comenta a sus amigos sobre su deseo de arreglarse la nariz y no quiere arriesgarse a que le digan “esa plata…. mejor gástala en un psicólogo, un hombre ejecutivo no encuentra el tiempo para someterse a una reducción de pechos y de ninguna manera quiere que alguien se entere en la oficina, etc. Y es que cada persona recorre su propio camino en el proceso de decidir corregir algo de su cuerpo. Al final de cuentas, no se trata de cualquier decisión, pues se dedicarán recursos (tiempo y dinero) y confiarán su seguridad y salud a un tercero. Todo esto es absolutamente normal. Sentir nervios sobre el qué dirán (sobre todo en una sociedad como la nuestra), miedo por las noticias que se ven en TV, angustia por las historias que siempre le cuentan a uno sobre malas experiencias de otras personas… todo eso… no tiene nada malo, es normal. En todos los casos, el nivel de ansiedad y preocupación se reduce significativamente al saber que el médico que los operará es un profesional serio y confiable, y que cuando uno hace algo para sí mismo ayuda a estar bien con los demás. Investigue a su médico y asegúrese que está en buenas manos.



Abrir chat