¡No vean mis orejas!

¡No vean mis orejas!

A lo largo de mis años como cirujano plástico, he visto inumerables formas de cómo las personas que sufren de orejas sobresalientes tratan de disimularlas, o en definitiva, ocultarlas del todo. Desde un corte de pelo muy bien pensado, hasta cinta adhesiva para pegarlas a la cabeza!. Sin duda, es un tema que puede afectar la vida y desarrollo cotidiano de quien lo padece.

 

Por lo general, una persona con orejas sobresalientes ha recibido comentarios diversos a lo largo de su vida. Apodos incluso. ¿No tenemos un gran futbolista a quien le decimos “el orejas”?. Y muchos de ellos se sienten lastimados por estos comentarios y chapas, y con el tiempo, desarrollan una autoestima herida y un complejo que afecta su vida laboral y, ciertamente, social.

 

¿Tiene solución?. Claro que si!. La solución pasa por una intervención quirúrgica de riesgo muy bajo y que no requiere que el/la paciente se quede internado (a) en la clínica. Es decir, es ambulatoria. Claro está, el riesgo está en función de que quien lo opere sea un médico con las calificaciones y cualificaciones que hemos tratado en extenso, y que la cirugía sea en un lugar adecuado; tema que también hemos visto en extenso.

 

Si usted está considerando corregir sus orejas, venga a la consulta y veamos su caso. Estoy seguro que encontraremos el camino adecuado para usted.

 

Saludos cordiales,

 

Dr. Roni Luna



Abrir chat