Realidades y mitos sobre la cirugía de párpados

Realidades y mitos sobre la cirugía de párpados

De forma curiosa, he ido observando que muchos de mis pacientes vienen a la consulta con una serie de ideas o mitos que han escuchado “por ahí”, o directamente de amigos desinformados, respecto de la Blefaroplastía o Cirugía de Párpados. Veamos algunos y a ver si son verdad o mito.

 

1) La blefaroplastía elimina las patas de gallo. Esto es un mito. La cirugía de párpados no elimina las patas de gallo, pero si puede ayudar a reducirlas.

 

2) La cirugía de párpados cambia la forma del ojo. Súper mito!. Siempre y cuando usted se ponga en manos de un verdadero cirujano plástico.

 

3) Con la blefaroplastía se eliminan las bolsas y las ojeras. Si y no. A través de la blefaroplastía se eliminan el exceso de piel en los párpados superior e inferior; así como, se retira la grasa acumulada en el párpado inferior. Pero, de ninguna manera elimina la sombra oscura debajo de los ojos.

 

4) La cirugía de párpados es una de las intervenciones más frecuentes. Realidad. Es una de los procedimientos más demandados, por la percepción de juventud y vitalidad que le aporta al rostro, y por el post-operatorio relativamente corto que conlleva.

 

5) El post-operatorio de la zona ocular es, por fuerza, doloroso y delicado. Esto es un mito. Si bien es cierto que toda cirugía es un proceso delicado que debe tomarse en serio (tanto médico como paciente), la recuperación de una intervención de blefaroplastía no es dolorosa y relativamente rápida. El paciente, podrá volver a sus actividades normales, en poco tiempo.

 

Si desea saber más respecto de su caso, los invito a la consulta y lo vemos.

 

Saludos cordiales,

 

Dr. Roni Luna



Abrir chat